17 feb. 2013

Películas gays (4): Beautiful Thing

Hoy os voy a hablar de una película que ya había visto (en inglés subtitulado), y que ahora he visto doblada al castellano. Curiosamente, no han traducido el título: "Beautiful Thing" (sí en otros sitios, como "Die erste Liebe" en Alemania, o "Dulce amistad" en Latinoamérica).


Y lo digo con sinceridad: he visto ya demasiados truños unas cuantas películas de temática gay (ya os las iré contando), y sin lugar a dudas, es la mejor película de este tipo que he visto nunca. Es un must. Sí o sí.

Sí, el cartel en español es un horror, lo sé

La película va de la vida de tres familias en el barrio de Thamesmead de Londres. El protagonista, el chico rubio, que sufre acoso en el instituto porque es diferente, vive con su madre, que intenta mantener una relación con un chico algo más joven que ella. El chico moreno vive al lado junto a su hermano y su padre, y lo maltratan poniendo cualquier excusa, llenando al chico de moratones. Y al otro lado vive la chica negra, a la que acaban de echar del colegio, con su madre, y no hace otra cosa que escuchar la música de Mama Cass.


Resulta que una de las noches en las que el moreno ha recibido una de las habituales palizas, no puede más y no vuelve a su casa, sino que se refugia en casa del rubio (que está colado por él). Y aunque la primera noche no pasa nada, poco a poco ve el cariño con que lo trata y descubre que también es gay. Ahí comienza una lucha interior entre dejar aflorar los verdaderos sentimientos y el qué dirán los demás. Como siempre, el resto de la película no os la cuento para que la veáis. Sólo avisaros de que es maravillosa, y muy tierna.


Es de las pocas películas gays que he conseguido encontrar dobladas al castellano. El doblaje no está mal, pero bueno, salvo que tengáis verdadera alergia al inglés (cosa que no deberíais, que los idiomas son fundamentales), podéis verla en versión original, que está mejor. Además, no sé si seguirá, pero estaba por trozos en youtube así que no hay excusa para perdérsela.


¿Por qué verla? Por la ternura que desprende. Por lo bien contada que está. Por la escena final.
¿Por qué no verla? Por nada; tienes que verla. Quizá porque, como es de 1996, las pintas noventeras te hagan un poco de daño a la vista, pero nada más.

Te perdono el pantalón sobaquero porque estamos en 1996, ¿vale?

7 comentarios:

  1. Pues habrá que echarle un vistazo porque tiene buena pinta el como la describiste.

    Salu2.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes que esto va en gustos, pero para mí es una de las mejores que he visto, si no la mejor.

      Eliminar
  2. Esta la vi hace mil, ahí la tengo entre mis cd de la época y la verdad es que ya ni me acuerdo de ella. Sé que en su día no me impresionó mucho. Creo que tendré que volver a verla.

    Bicos ricos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, todo va en gustos, pero de las que he visto es sin duda mi favorita.

      Eliminar
  3. Absolutamente imprescindible, deliciosa, irrepetible, maravillosa, para verla cientos, miles de veces y no cansarse ¡¡¡¡¡¡
    PURA DELICIA .

    ResponderEliminar
  4. Absolutamente imprescindible, deliciosa, irrepetible , maravillosa.....para verla cientos, miles de veces y no cansarse.
    ¡¡¡¡ PURA DELICIA ¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es mi película gay favorita, así que estoy de acuerdo con todo lo que dices.

      Eliminar

Dime arrrrrgooooo