9 feb. 2014

Los Juegos de Sochi me tocan el chochi

Si vives en este planeta, ya sabrás que el viernes empezaron los Juegos Olímpicos de invierno, que este año se celebran en Rusia, en Sochi para ser exactos. ¿Y qué pasó hace poco en Rusia? Efectivamente, un frío de cojones aprobaron esas represivas leyes anti-gays.


Incluso el alcalde de Sochi ha llegado a decir que en su ciudad no hay gays... Pero vamos a ver, jomío, maricones hay en todas partes; otra cosa es que los tengas acojonados por querer demostrar en público lo que son: personas normales y corrientes, que follan con quieren a personas de su mismo sexo. Y nada más. Si está claro que este mi blog tenía que existir, porque aún queda mucho burro por desburrar...


Y nos indignamos, sobre todo, porque vemos a Rusia ahí, tan cerca, que creemos que es un país avanzado como el nuestro (en este aspecto, claro, porque en otros damos vergüenza), pero vemos que no. Y, sobre todo, porque se supone que en las Olimpiadas todos somos iguales. Pero va a ser que no. Y eso me toca bastante el chochi la moral.


Así que un montón de voces se han alzado contra estas leyes anti-gays: algunos presidentes han protestado (¿Mariano habrá hecho algo para defender a los suyos a sus posibles deportistas gays?), en Google podíamos ver el doodle reivindicativo el día de inauguración de los Juegos (como puedes ver sobre estas líneas), un alto cargo de un país europeo va a acudir con su marido, los alemanes se han vestido con un chándal horroroso que parece la bandera arcoiris...

Y nos quejábamos del chándal español de las Olimpiadas anteriores...

Así que no puedo estar más de acuerdo en todas las acciones de protesta. Peeeeero resulta que nuestro mejor deportista en estos Juegos, el patinador Javier Fernández (nuestro abanderado), el otro día dio una entrevista en la que dijo algunas cosas un poco desafortunadas. Básicamente, dijo que los gays se cortasen un poco durante los Juegos, y que después ya en sus respectivas casas y países siguiesen con su vida normal. (O eso se desprende de su entrevista en El Mundo, ese medio tan fiel a la realidad).


Y claro, miles y miles de maricones han arrancado sus pósters del patinador de las paredes y los han quemado. "¿Pero cómo se atreve?", dirán algunos. Pues, aunque ya he dicho que apoyo todas las protestas, y que esas leyes son una vergüenza, también entiendo lo que ha querido decir este muchacho. Que a lo mejor sus palabras no han sido del todo correctas, pero yo creo que lo que ha intentado decir es "mira, si no quieres problemas, ya sabes cómo son en este país". Vamos, totalmente de acuerdo con lo que he leído aquí, y es que yo haría lo mismo. ¿O es que tú te vas con tu churri a un país de Oriente, por ejemplo, y se te ocurre dar paseos de la mano y comerle el morro en mitad de la calle? ¿A que no? ¿Y a que si una amiga tuya quiere ir por esos lares sola le dices que mejor que no, y que no vaya enseñando cacho por si acaso?


Vamos, que este muchacho la ha liao parda, pero también entiendo lo que dice. ¡Si es que me gustan entiendo ambas posturas! Y crucificar a este muchacho tampoco es necesario. A ver, señores, que es patinador, es decir, ¡que se pasa el día rodeado de maricones! Así que, o lo disimula muy bien (y habría que darle el Óscar a mejor actor) y es un homófobo, cosa que no creo, o bien simplemente intentaba dar un consejo, lo mismo que haríamos tú y yo. ¿Que hay que reivindicar nuestros derechos? Pues claro, pero tampoco hay que recoger firmas para pedir la lapidación pública de este chico (que, además, ha salido pidiendo perdón).


Para terminar, pongo el vídeo más divertido que se ha hecho para protestar contra esta homofobia rusa. Aviso: la canción es MUY pegadiza.


14 comentarios:

  1. Me ha gustado más la de Happy, ya te lo digo, la veo muy apropiada, a fin de cuentas... gay viene a ser eso... o eso dicen. Muy de acuerdo contigo en todo lo que has escrito, para qué nos vamoa a engañar, y yo creo que al colectivo LGTB le ha venido muy bien que las olimpiadas se hiciesen en un ambiente tan homófobo porque van a ser unas olimpiadas LGTB. Sobre nuestro deportista, solo una puntualización, está claro que yo no iría a Emiratos Árabes de la mano con mi chico, porque seguramente no le gusten los paises árabes, pero el caso de los deportistas es distinto, así como el de políticos y personalidades, porque ellos sí pueden hacer algo, ellos pueden reivindicar y no creo que les vaya a pasar nada por hacerlo, otra cosa son como siempre los ciudadanos de a pie, por lo que yo creo que no estaría de más lucir una banderita gayer de vez en cuándo, por reivindicar y por llevar la contraria a Putin...

    Bicos Ricos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, está claro que este muchacho es una cara visible. Pero precisamente por eso ha tenido tanta repercusión; si eso lo hubiese dicho yo no se habría enterado nadie. Aunque tienes razón, son esas caras visibles las que pueden hacer más.

      Eliminar
  2. Veo un poco excesivo la que se ha montado con el patinador ya que lo ha dicho me parece sensato y con mucho sentido del humor, de hecho no termino de entender por qué tanto revuelo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, yo la gracia no se la veo por ningún sitio.

      Eliminar
  3. Yo creo como decían antes que todo lo que había que hacer por "la causa" LGTB ya lo han hecho los rusos con sus declaraciones homófobas, que han convertido el asunto de los juegos en una plataforma para el despliegue de los habituales arcoiris.
    A título personal no sabía nada de lo de este deportista pero bueno, estoy de acuerdo contigo, creo que solo ha hecho una llamada a la sensatez y a la concordia pensando que prime el espíritu deportivo y que luego cada cual a título personal reivindique lo que quiera. Que cuando la gente no reacciona como esperamos siempre tendemos a interpretar sus palabras de la peor manera posible, demostrando que a la vez que reclamamos tolerancia somos extremadamente intolerantes con las posiciones personales que cada uno toma sobre las cuestiones que nos afectan.
    El video del Gay Mountain es total, jajaja.
    Feliz semana guapo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El vídeo con el osazo cantando es lo más :D

      Eliminar
  4. Que escasez de barbitas en este post... A mi me da que la intención de Javier Fernández era la que comentas. Tipo: "Esto es lo que hay; si quieres evitarte un problema, ya sabes".

    Que nadie le lapide, que es muy mono y... es patinador; lo que sabe hacer (y muy bien) y de lo que mejor puede hablar es de patinaje, no de homofobia, ni del expresionismo abstracto, ni de física cuántica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad que es mono? (Y eso que no tiene barba).

      Eliminar
  5. Con lo gay que e ve Javi... y lo guapo que esta y follable que uno se le antoja, desafortunadísimo, se echo un alacrán al calzón, más le vale ganar medalla o se la vera dura...jujujuju.

    Pues yo tengo mi campaña personal en el blog publicando sobre Sochi y Rusia cosas gays.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego que otras actuaciones suyas fueron de medalla, a ver si esta vez lo hace igual de bien.

      Eliminar
  6. Creo que el chico (Javier Fernández) se ha equivocado, probablemente por juventud, no hay que crucificarle, pero tampoco negar que sus declaraciones han sido desafortunadas, entiendo en el sentido que lo quería decir, pero creo que ante una situación como esta es casi mejor quedarte callado que meter la pata.
    Pero vamos lo que me parece increible es que entre la comunidad internacional y en la comunidad deportiva están pasando totalmente del tema, espero que algún deportista tenga algún gesto, al fin y al cabo no es tan diferente esto como cuando vimos a Jesse Owens en Berlín dando en las narices a esos nazis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizá esté aún poco acostumbrado a hablar ante los medios y eso le haya jugado una mala pasada.

      Eliminar
  7. Lo que no se le puede perdonar a Fernández, es hacer patinaje artístico y no ser gay. Qué sinsentido. Le he oido decir que no le gustan las mallas.
    Por lo demás, estoy de acuerdo contigo.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero qué tendrá que ver... es como si por ser gay no pudiese gustarte, yo qué sé, ¿el fútbol?

      Eliminar

Dime arrrrrgooooo