23 abr. 2014

Día del libro

Hoy, 23 de abril, se celebran varias cosas (el día del libro, San Jorge, el día de la comunidad de Castilla y León o el día de Cataluña), pero para mí la más importante es el día del libro. Así que te voy a contar los tres últimos libros que me he leído durante las pasadas vacaciones semanasanteras.


El primero, "La Fuerza Del Engaño" de Mary Higgins Clark. Los libros de esta escritora suelen gustarme aunque sean todos parecidos: investigaciones de asesinato. Y éste tampoco me ha defraudado, aunque el final fuese un poco más previsible de la cuenta. Básicamente, un señor tiene una empresa que busca una vacuna contra el cáncer, y un buen día desaparece junto con todo el dinero de la fundación. Entonces su mujer, hermanastra de la protagonista (una periodista) le pide ayuda para demostrar que ella no tiene nada que ver y que también fue estafada por su marido. ¿Pero es realmente así? ¿Era una estafa? ¿El marido tiene un accidente, o es un asesinato? Vamos, que si te gustan estos libros en plan Agatha Christie, te gustará.


El segundo, "Alas De Pollo" de Carlos Clavijo. Lo cogí porque me llamó la atención la portada, y al leer la sinopsis parecía un libro de buen humor y carcajada asegurada. Va de un profesor universitario que llega a decano sin haber hecho ni el huevo en toda su vida (como casi cualquier profesor universitario, vamos), y que por una alineación de planetas lo invitan a una tertulia en la tele, y a partir de ahí se hace megafamoso y lo empiezan a invitar a todos los saraos. Entonces el señor deja su vida de Granada y se instala en Madrid y empieza una nueva vida y se pregunta si quiere volver a su vida anterior ahora que el éxito lo acompaña. El libro se deja leer, pero nada de las risas que prometía en la contraportada; es correcto sin más, o incluso más bien tirando a flojo/malejo. Además, la historia del transexual está un poco cogida por los pelos...


Y el último, "Los Vigilantes Del Faro" de Camilla Läckberg. En un pueblo italiano al pie de las montañas sueco va a ocurrir un gran acontecimiento: la inauguración de un gran balneario. Pero mientras tanto, el que se ocupaba de la contabilidad de la empresa aparece muerto, y la policía tendrá que investigar lo ocurrido, y su posible relación con el retorno de una antigua habitante del pueblo. Mientras tanto, nos cuentan también una historia ocurrida más de cien años antes en una isla cercana, llamada "la isla de los espíritus", que pertenece a la familia de dicha ex-habitante del pueblo. No está mal aunque sea algo previsible, y además salen demasiados personajes con lo que te puedes perder fácilmente. Lo bueno es que trata el tema gay con total naturalidad, ya que una chica del cuerpo de policía es lesbiana y vive con su novia; y además no será la única pareja gay del libro.


Vamos, que he aprovechado esos pocos días de vacaciones para ponerme al día con la lectura, algo que me gusta aunque no siempre tengo tiempo de hacer.


Echabas de menos mis chulazos, ¿eh? Tranquilo, que no me he olvidado de ellos.

12 comentarios:

  1. ...joerse y yo que casi me entero de que es el día del libro porque lo has dicho tu por aquí!!!
    Con el gafitas de la cabecera me leía yo en ese catre las obras completas de algún ruso de esos que acaban en -evski o en -olstoi y si hacía falta al terminar empezábamos otra vez, jaja.
    Que cosas, yo viendo solo las portadas me hubiese comprado el de "alas de pollo" y según cuentas me habría desilusionado, ¿verdad?...
    Feliz ecuador de la semana, Mr. Driver

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo, como tenía ganas de leer, cogí el libro por su portada. ¡Error!

      Con el gafitas o con el rubio, yo no discrimino por el color del pelo :D

      Eliminar
  2. Ains... ¿no habrás empezado con Camilla Läckberg por "Los vigilantes del faro"? Erica y Patrick ya llevan unos cuantos libros a sus espaldas y "Los vigilantes de la playa sueca -digoooo del faro-" es algo flojo. Por cierto, dentro de dos días (literalmente) sale el último ultimísimo: "La mirada de los ángeles". A mi me gustan, la verdad, siendo consciente de que todos están cortados por el mismo patrón. Son novela policiaca de mujer. Que para eso son de la editorial MAEVA.

    Ejemmmmm... lo de no hacer ni el huevo... ¡qué cosas se oyen, oiga!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues reconozco que sí, que he empezado por ese libro (o al menos no recuerdo haber leído ningún otro suyo). Me fustigaré y sostendré diez libros en cada mano con los brazos en cruz para cumplir mi castigo ;)

      ¿No conocías esa expresión? ¡Pues yo la utilizo casi a diario!

      Eliminar
  3. Interesantes libros para leer en este día.

    Un abrazo chiquitín !!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para leer... o para huir de ellos, según se mire.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. ¡Claro que sí, Mike! Bienvenido otra vez (creo que es tu segundo comentario por aquí). Ay, lo que me acordé de vosotros hace poco cuando me hice una foto con un ex-representante español eurovisivo...

      Eliminar
  5. Bueno, pues veo que lo que más te pone es la novela negra, yo es que voy por épocas, tuve mi momento novela histórica, novela negra o policíaca, fantasía y ciencia ficción, etc ... ultimamente estoy un poco en crisis lectora, a ver que género me recupera para la causa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo, de siempre. Policías y asesinatos. Me encanta Poirot, por ejemplo.

      Eliminar
  6. La expresión sí la he oído, claro; lo de aplicado a los profesores de Universidad... ya si que noooooo. Mito falso.

    No te fustigues, criatura, que no conduce a nada; mucho mejor ser feliz que andar por ahí fustigándose, excepto para los que oyen "fusta" y ya se emocionan, claro...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo siento si he ofendido a alguien, pero donde yo estudié era tristemente así en una apabullante mayoría. Afortunadamente siempre había una minoría con la que podías contar.

      ¿Y si me fustigo llevando sólo unas botas de cuero? ¿Eh?

      Eliminar

Dime arrrrrgooooo