8 may. 2014

Eurovisión 2014 (5): La segunda semifinal

Acaba de terminar la segunda semifinal, que al igual que yo, habrás tenido que ver por intenné si vives en Espein porque no la televisaban :(


Hoy ha estado mucho mejor que el martes, lo que no era difícil. Los presentadores han estado más sueltos, y el nivel de las canciones ha sido mejor (aunque salvar, salvar, yo salvaría cinco), pero con muchos menos argumentos para chuzarte con el juego de beber (drinking game). Lo del intermedio sí que ha sido raro, porque han invitado a Australia, y primero han hecho un baile sin sentido con los topicazos australianos y después ha salido una chica maravillosa a cantar llamada Jessica Mauboy.


Después, en un segundo intermedio, eurofans de diversos países (entre 8 y más de 80 años) han hecho un baile. Y de las canciones...

- Malta: Un señor con el pelo a lo Don Johnson en "Corrupción en Miami" y su banda, todos en línea para que se les viera bien. Canción que no aporta nada. ¿Pasa a la final? Pues se titula "Coming Home"... pero aún no se van a casa, que pasan a la final.


- Israel: Una señorita con voz de camionero y algo desafinada a veces nos ha interpretado un tema movidito, con parte de letra en su idioma y parte en inglés (como en ¡derrein, derrein!). ¿Pasa a la final? Aunque ha sido de lo mejor de la noche, se vuelve a su casa. Oooooh...

- Noruega: Un hombretón barbudo que ha cantado maravillosamente acompañado únicamente por un piano (y cuatro violinistas en el fondo). A pesar de que la canción es más que lenta, el señor canta muy bien. ¿Pasa a la final? Los fans de los bears estarán contentos, porque pasa a la final.

- Georgia: Lo único bueno ha sido cómo han formado su bandera, colocando copas de vino. La actuación ha sido un sinsentido desde el principio hasta el fin. Un grupo de jipilonguios buenrollistas ha "cantado" una cosa, mientras que uno de los percusionistas tocaba colgando de un paracaídas. La canción se llamaba "Three Minutes To Earth", tres minutos que ni la Tierra ni yo podremos recuperar. ¿Pasa a la final? Afortunadamente no.

- Polonia: Unas chicas vestidas de traje regional, con la cantante soltando berridos en polaco durante toda la canción. Hacia la mitad, mientras la cantante y otras tres hacen el baile del pañuelo, las otras se separan y una se pone a lavarse las bragas lavar ropa y la otra a hacer algo con un palo y un jarrón (no sé qué rayos estaba haciendo). Un horror de canción. ¿Pasa a la final? Sí, no sé en qué estaría pensando la gente que votó. Al menos, el sábado intentaré averiguar qué hacía la del jarrón, que parecía que tocaba la zambomba...

- Austria: La mujer barbuda (que no sé si es un transexual o un travesti), que no paraba de hacer gestos de mamarracha ay-que-me-rompo, y que ha cantado estática, ha renacido cual fénix. De hecho, las pantallas mostraban eso: cenizas cayendo del cielo (como si fuera lluvia, ¡derrein, derrein!) que luego resurgían. La canción, nada del otro mundo, pero como ha habido tanta polémica con ella y algunos países que decían que no debería cantar... (¿nadie recuerda a Dana Internacional?). ¿Pasa a la final? Sí, de milagro, que dijeron su nombre el último y ya estaba a punto de darle un chungo a la pobre.

- Lituania: Una canción normalita tirando a mala, interpretada por una chica con una falda extraña con agujeros para que su bailarín pudiese meter las manos. Lo mejor, el bailarín, un chulazo calvo con barbaza (grrrrr). Lo más curioso, que en vez de haber pirotecnia, de los cañones salían chorros de humo. ¿Pasa a la final? No, así que nos quedaremos sin volver a ver al bailarín.


- Finlandia: Un grupo pop-rock de chicos, cuya canción no es apta para epilépticos en el estribillo porque se encendían unos focos a tope. Para lo que había, la canción no estaba mal. ¿Pasa a la final? Sí, así que prepara las gafas del sol el sábado.

- Irlanda: Una chica que llevaba una trenza en la frente estaba acompañada por otras chicas y dos bailarines con falda. A una de las chicas sólo le faltaba el tin-whistle para ser como las hermanas Corr, que era multiinstrumentista. ¿Pasa a la final? La canción no era horrible, pero se queda por el camino.

- Bielorrusia: Un cantante y cuatro coristas, todos de traje. El cantante, un clon de David Civera, y la canción parece que en cualquier momento se va a convertir en "Bye, bye, mi picolísima damaaaaa". La coreografía llevaba unos movimientos en los que se les veía un poco de pluma... ¿Pasa a la final? Sí.

- Macedonia: El país con nombre de postre de mix de frutas llevó una canción extraña y a una bailarina chandalera con la capucha puesta. ¿Pasa a la final? Con esa descripción, ¿en serio pensabas que pasaría?

- Suiza: Ay, mi favorita del año. Un cantante guapérrimo y con barbita que interpreta una canción en inglés y con un silbidito pegadizo. Además de guapo, el chico canta muy bien y toca varios instrumentos. Además, hizo la bandera con piezas de dominó, lo que es un +1. ¿Pasa a la final? ¡Sí, menos mal!


- Grecia: Un rapero, un DJ y un cantante (junto a uno que daba botes en una cama elástica gigante) han llevado una canción digna de ser pinchada en tu Bershka más cercano tu discoteca ibicenca favorita. Un tema dance que no aporta nada porque no llega a la categoría de temazo. ¿Pasa a la final? Sí, así que prepara el cubata y/o las pastis para darlo todo el sábado.

- Eslovenia: Una cantante flautista con un vestidazo azul ha interpretado una canción muy correcta. Nada malo que decir. ¿Pasa a la final? Sí, ¡claro!

- Rumanía: Un dúo chico-chica. Al principio de la canción, la chica era como un holograma, que desaparece y luego ya aparece la de verdad por otra parte del escenario. De decorado, un teclado falso con forma de anillo único (mi tesorooooo). La canción, bastante maleja, a pesar de la pirotecnia final. Lo único bonito, la forma de hacer su bandera, reflejando en el agua los colores de unos fuegos artificiales. ¿Pasa a la final? Pues sí, pero no sé por qué.


Y ya está, ya conoces todas las canciones que sonarán el sábado (las de anteayer, las de hoy y las que pasan directas a la final). Viendo lo que hay, nunca lo hemos tenido tan a huevo para hacer un top 10... ¡Derrein, derrein!

6 comentarios:

  1. Jajaja, vale, habrá que quedarse con Suiza, con el permiso del cantante Húngaro de Puelto Rico. Me he partido leyendo los comentarios, qué frikismo por dios, qué ganas de ver estas cosas, así te lo digo. Aún no tengo muy claro si veré el festival, que soy eurovisivo pero minimalista, como en ocasiones hago con el fútbol.

    Bicos Ricos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya de por sí no suele haber nada interesante en la tele, así que con esto al menos te ríes un rato.

      Eliminar
  2. Si es que leerte es Igualito que estar viviéndolo en directo en Copenhague. Casi mejor, porque estoy en el trabajo ya pensando en el finde.

    La duda me corroe... ¿qué instrumentos toca el suizo? Lista detallada de instrumentos, de los musicales y de los no musicales, claro.

    Buen finde a todos los eurofans (fan del inglés, de ventilador eurovisivo y falso viento, claro) A los no eurofans, que se consuelen (solos o acompañados), que sólo es una vez al año... Y sobre todo, no lo olvidéis... ¡derrein, derrein!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El suizo canta, toca el violín y además una especie de bombo gigante (no sé si es un surdo o algo así).

      El viento falso y la pirotecnia son lo más :D

      Muy bien hecho: ¡derrein, derrein! Así me gusta ;)

      Eliminar
  3. Sin haberlo visto ya voy con Noruega, hala, que le den por saco a la petarda de la Ruth

    ResponderEliminar

Dime arrrrrgooooo