22 jul. 2014

El pisito

¿Recuerdas que estoy de vacaciones? Peeero, ¿recuerdas también que me he comprado un piso? Así que de disfrute de vacaciones, poco.


Y es que el piso que me he comprado es nuevo a estrenar. Lo que es bueno porque no hay que hacer reforma ninguna, ni te encuentras cosas extrañas de los anteriores propietarios (recuerdo en un piso de alquiler que los anteriores se dejaron una tortilla metida en el horno... ¡y ya tenía vida inteligente!), ni tienen muebles de los años de Cuéntame porque está vacío. Y es que eso es también lo malo: ¡que está vacío! Así que hay que ponerlo todo nuevo. Porque claro, digo yo que habrá que comer en algún sitio, y dormir en el suelo no es una opción... Por tanto, los primeros días de mis vacaciones los he gastado en hacer los papeles del piso y en ir a mirar muebles.


Es muy curioso que en todas las tiendas tengan una frase mágica: "lo servimos en 15 días". Mientras no se convierta en mes y medio... ¡que me veo viviendo en casa de mi amiga Rubianotanrubia! Porque además me ha pillado ahí agosto,  que cierran las fábricas... De momento he comprado lo básico para sobrevivir; ahora sólo falta que me lo vayan trayendo. Poco a poco, ¡que no tengo un duro! Coño, qué caro es todo. Eso sí, lo he comprado todo monísimo. (Lástima que en las tiendas que he visitado no tengan los muebles del vídeo anterior).

Claro, para ti es fácil decirlo...

14 comentarios:

  1. Nada de muebles caros.
    Que no te dé pena luego si te tienes que deshacer de ellos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No son caros, pero tampoco son Ikea ;)

      De todas formas, en mi situación económica actual, hasta un Ikea se me hace caro jajajajaja.

      Eliminar
  2. La ilusión que hace comprarte las cosillas para tu casa, compensa la refinada tortura china en que pueden convertir las horas y horas de mirar muebles. Ahora, lo importante: ¡a disfrutarlos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si tengo ganas de ir mirando cosas, pero poco a poco. Hasta ahora fue más el estrés de comprar lo imprescindible para ir viviendo allí. El resto ya se irá viendo. ¡Ahora sólo falta que me los traigan!

      Eliminar
  3. Mucho ánimo, mirar muebles no es para tanto, lo peor son esos plazos que no se cumplen: que si lo que teníamos que traer ayer lo traemos hoy, que si se retrasa indefinidamente porque los muebles vienen de inserta-paìs-lejano...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues espero que se cumplan, ¡que quiero dejar de pagar hipoteca y alquiler simultáneamente! Además, casi todo lo que he comprado es de fabricación nacional (no pongo todo porque hay cosas que no sé de dónde son).

      Eliminar
  4. a mi tambien me gustaria un mobiliario compuesto exclusivamente de maromos desnudos pero que se le va a hacer. afortunadamente existen alternativas mas asequibles tales como los muebles de carton corrugado que son muy majos y modernos y ecofriendly y todo eso, y muy versatiles ademas. Y la Hilton si que es una genia incomprendida. A mi nunca se me habia ocurrido eso de dejar de ser pobre, voy a ponerlo en practica de ipsofacto. Y ya que estoy en eso tambien dejo de ser feo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anda, no conocía yo esos muebles. Aunque si consigo encontrar los de los maromos, ¡no me lo pienso!

      Eliminar
  5. ¡jajaja, el video es buenísimo, me encantó! Casi no lo veo pensando que era el de aquellos de hace tantos años del "all my loving, nai-no-nai-no-naaaa" que no me acuerdo como se llamaban. Pero con este mobiliario que sale aquí da gusto estar en casa ;)
    Yo cuando cogí el piso en que vivo estuve al principio improvisando estanterías con cajas de cartón, mesas con tablas y apañando todo lo que los amigos me regalaban a la espera de ir poniendo poco a poco lo que buenamente podía pagar. Es una etapa bonita y yo creo que aunque a ratos te estreses hace mucha ilu. Y además estando de vacaciones ¡mejor! porque no estás en el curro pensando "y yo aquí con todo lo que tengo que hacer en casa"...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, pero tengo la sensación de que se me están yendo las vacaciones y esto no avanza. En fin, poco a poco.

      Eliminar
  6. Pues... no te queda nada, lo peor, que ya te lo he dicho yo. Pero tiene su gracia, no te vayas a pensar. Sobre los dineros no te preocupes, chuchi, que ya pareces ourensán, que los dineros están para gastarlos y disfrutarlos y no para que generen intereses (escasos) en el banco.

    Bicos Ricos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi mitad castellano-agarrá ahí está. El dinero hay que gastarlo, ¡pero cuando lo hay! Me veo convenciendo al AMQP de Haddoquin para que hagamos un dueto y pidamos en el metro.

      Eliminar
  7. Si os ponéis, te regalo una flanera para el ajuar.

    ResponderEliminar

Dime arrrrrgooooo