17 sept. 2014

Películas gays (17): El Sexo De Los Ángeles

Para variar, una española, "El Sexo De Los Ángeles".


La película ha tenido su traducción a varios idiomas, traduciendo también el título: "El Sexe Dels Àngels" en catalán original, "The Sex Of The Angels" internacional, o bien "Angels Of Sex" en USA, pero este último a mí me suena a porno otra cosa...


¿Y de qué va? Pues un estudiante universitario (Bruno) y una especie de fotógrafa (Carla) son pareja, y viven juntos en un piso de los padres de ella (que viven fuera). Todo normal y son felices y comen perdices hasta que un día un chico, Rai, irrumpe en la vida de Bruno ayudándolo cuando lo acaban de atracar.


De ahí se hacen muy amigos... y algo más. Rai intenta ligárselo, y lo consigue (¡no me extraña! Ains, qué mono...). Pero un buen día Carla los pilla, y se lía pardísima. Carla echa a Bruno de casa, a pesar de que éste le asegura que sigue enamorado de ella, pero que no puede evitar sentir esa atracción por Rai (¡como para no sentirla! Ains...).


Entonces Bruno y Rai se van juntos, pero Rai vuelve un día para hablar con Carla y convencerla de que readmita a Bruno en casa, que lo ve triste sin ella. Al final ella accede (¡pues claro! ¡Si se le caían las bragas!), y sigue con Bruno a pesar de saber que de vez en cuando se va a follar estar con Rai.


Pero un buen día, Rai decide que tiene que llevarse mejor con Carla, y salen a comer juntos. Entonces empiezan a llevarse bien... y ya no te cuento más, que el resto de la película lo tienes que ver tú.


La película en sí es normalita, nada espectacular pero tampoco horrible. Cumple la españolada de tetas-tetas-tetas por supuesto, pero bueno, parece que intenta llegar un poco más allá. Eso sí, excepto Rai, el resto del reparto es bastante poco creíble (¿dónde han hecho el cásting, en la cola del súper?), porque vamos, los dos de la revista parecen maricas del tó y resulta que no...


¿Por qué verla? Porque es pasable (y que diga yo eso siendo española, ya vale). Porque Rai (Álvaro Cervantes) está más que monérrimo en esta película. De hecho, no importa lo demás, tienes que verla sí o sí, porque cuando lo enfocan de cerca y te mira con esos ojazos, se te caen las bragas al momento (¿a que no te habías dado cuenta de lo mucho que me ha gustado, eh, con lo sutil que soy?).
¿Por qué no verla? Porque los otros dos actores protagonistas no son nada del otro mundo (chica, pon un poco más de entusiasmo, que tampoco te vas a romper). Porque mucha teta (y un chumino) pero ni una polla, ¿cuándo avanzaremos lo suficiente en este país?






6 comentarios:

  1. ...vamos, que si te tragaste la peli fue por el barbitas de ojitos bonitos...

    ResponderEliminar
  2. Pasé de verla precisamente porque sólo he leído malas críticas, si hasta ponen a caer de un burro a Astrid Bergés-Frisbey que normalmente suele dar la talla...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No la he visto en otras películas, pero aquí su papel no se lo cree ni ella.

      Eliminar
  3. Tema muy interesante, pero por lo que cuentas/contáis más vale no verla. De todas formas es bueno que se toque este tema en el cine con tal de acercarlo a la gente. Como siempre, nos alienta tu saber.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cualquier acercamiento es bueno, pero se podría haber contado muchísimo mejor.

      Eliminar

Dime arrrrrgooooo