4 feb. 2015

Mi vecina cotilla (2)

Resulta que, aparte del otro día, ya te había hablado en otra ocasión de mi vecina de al lado. Y encima me he dado cuenta de que lo último que te puse no era exacto del todo... Pero dónde tendré yo la cabeza...


El interrogatorio en el rellano fue la segunda vez que nos vimos, que la primera fue cuando abrió la puerta de improviso para cotillear quién era yo. Mil disculpas por el fallo.


Pero bueno, hoy vengo para contarte el segundo capítulo (o tercero, si cuentas también lo primero que te puse). Resulta que poco antes de las vacaciones navideñas me los vuelvo a encontrar en el rellano (no recuerdo quién entraba y quién salía, aunque supongo que yo entraba, que si los hubiese oído al salir me habría esperado en casa a que "pasara el peligro"). Y claro, a la mujer no le bastaba con un "hola", sino que aprovechó para interrogarme e increparme.

Así me siento cada vez que me la encuentro

O eso creo. Porque, aparte de los holaquetal, de preguntar si iba a pasar ahí las vacaciones, de decirme que ellos varios días no porque se iban al pueblo, y de desearme felices fiestas, va y me dice: "gracias por cerrar la puerta despacio por las mañanas", que yo interpreté como "vaya portazos que pegas, hijolagranp*ta", pero me dejó tan en shock que sólo me salió un "gracias". Porque vamos, creo que la intención estaba bien clara.

Aquí tenéis mi respuesta

Pero a continuación va y me pregunta si oigo su televisión, que la ponen algo alta "porque estamos un poco sordos". Le digo que no oigo nada, que no se preocupe (lo cual es cierto), pero entonces la frase anterior no me cuadra: ¿está sorda o no? Y si lo está, ¿por qué oye mi puerta? ¿O es que era verdad que me daba las gracias? Ay maris, que yo ya no sé qué pensar...

¡Dale más voz, que se j*da el vecino de los portazos!

8 comentarios:

  1. Igual simplemente son ciclotímicos, así que ten cuidado, que lo mismo te da dos besos o te clava las tijeras de la carne (como no) en un hombro. Hay personas que se aburren mucho con la jubilación...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uff, no sé, lo que sí hago ahora es intentar esquivarlos todo lo posible (y hasta ahora va funcionando).

      Eliminar
  2. parece que te estaba echando una indirecta sobre que eres tu el que pone muy fuerte la television

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También lo pensé, pero eso sí que no puede ser, porque apenas la veo. Si oyen una tele, desde luego que no es la mía.

      Eliminar
  3. Ten cuidado a ver si va a ser la Terele Pávez y tú la Carmen Maura de "La Comunidad".

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si me quedo con la pasta... jajajajaja

      Eliminar
  4. Todo un misterio, oiga. Para mí, son espías y tienes al KGB a la puerta de casa.
    Ahora en serio, igual depende las horas. Por eso de que en las horas de más silenció cualquier ruidillo suena mucho. Igual por eso perciben oyen ruidos...
    Aí que cuidadito por las noches con lo que haces. ¡Que lo oyen! :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si me oyen por las noches, pues que recen por mí y mi alma invertida :-D

      Eliminar

Dime arrrrrgooooo