18 abr. 2015

Mudito

He hecho un gran descubrimiento de mí mismo durante este fin de semana: tengo personalidad múltiple. ¿Y cuál? Pues... ¡la de los 7 enanitos, todos a la vez!


No, no me se va la cabeza. Lo primero, vamos a repasar los nombres de los susodichos (en español): Sabio, Gruñón, Feliz, Dormilón, Tímido, Mocoso y Mudito.


Sabio, lo que se dice sabio, no soy. Pero bueno, soy de la mitad 'parriba tirando a listo, así que me añado ahí.

Gruñón, pues a veces. Tiendo a tener buen carácter, ¿pero de vez en cuando quién no es un poco gruñón?

Feliz, sí, el 90% del tiempo (el otro 10% es durante el sonido del despertador por las mañanas y los 5 minutos siguientes).

Dormilón, por supuesto. Si pudiese dormir entre 9 y 10 horas diarias sería mucho más feliz (ganaría ese 10% anterior).

Tímido, pues sí, soy bastante tímido, aunque cada día menos. Cuando era un yoni adolescente era muy (MUY) tímido, y aunque no lo he superado del todo, nada que ver con lo perra que soy ahora. Pero bueno, si me dan a elegir entre tímido o abierto, soy más bien del primer grupo.

Mocoso y Mudito. ¿¿¿Cómooooorrrrr??? Aquí está la madre del cordero, y por lo que me he dado cuenta de mi personalidad múltiple. Amosaver, te explico: el lunes empecé con una gastroenteritis cuyos virus fueron moviéndose por mi cuerpo, subiendo a mi garganta y mi cabeza, derivando en fiebre, toses y mocos... y ayer viernes, para rematar, me quedé sin voz. No lo típico de voz ronca afónica, no, sin voz del todo. Y no veas qué susto... ¡que tanto, tanto, no me había pasado nunca! Y encima empecé con la afonía el jueves, "día mundial de la voz". Tócate los cojones mariloli...

De la voz de verdad, no de "esto"

Así que a descansar y a empastillarse (recetado por el médico, ¡eh!). Y a no hablar nada de nada. Y como FMB también está pocho (¡vaya dos!), pues cada uno en su casita a recuperarse. Bendito guásap y bendito interné, que me he podido comunicar con todo el mundo pero sin hablar. Eso sí, como no he podido quedar con nadie, pues en casita viendo pelis mariconciles (ya te hablaré de ellas).


Ah, ¿por qué he recalcado que era como los enanitos pero en español? Porque en versión original, Mudito se llama Dopey, que quiere decir... atontao. ¿A que no lo sabías? Yo tampoco. Pobre muchacho...

¡Que no soy tonto, lo que pasa es que no puedo hablar, cohone!

11 comentarios:

  1. Yo soy el enanito pajillero hijoputa, que nunca salió en la peli porque no era muy family-friendly, pero ahí estaba.

    ResponderEliminar
  2. Deberías haber escogido mejor el ejemplo de Los Pitufos para no dejarte en el tintero a la última de tus personalidades: la Pitufina, jajajaja...
    Bueno cuidate mucho y disfruta de estar en casa sin hacer nada en la medida en que los virus te lo permitan...feliz domingo y feliz semana.

    ResponderEliminar
  3. El enanito pajillero hijoputa hubiera tenido su punto en la película sí. Yo sería el enanito borde, que cuando habla da el campanazo tanto para bien como para mal.

    Y poneos buenos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De enanito me da que tienes poco si le sacas una cabeza a N... :-D

      Eliminar
  4. Gruñon era "Cascarrabias" en un doblaje anterior.
    Hay que recuperar las tradiciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sacado de la web oficial de Disney. Pero claro, desde que redoblan los clásicos a español de España me espero cualquier cosa.

      Eliminar
  5. Pues nada, cuídate mucho y cuando estés bien ya te desquitas cantando jotas a pleno pulmón.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No soy yo muy de folclore, con poder hablar normal me conformo.

      Eliminar

Dime arrrrrgooooo