17 ene. 2013

Eres... diferente

Debido a mi repentino ataque de lumbalgia (que ya os diré de dónde me viene, y decir que me repatea porque me hace parecer más viejuno de lo que soy a pesar de estar casi al principio de la treintena), hoy por la tarde no he podido hacer nada de provecho. Total, que me he vuelto a pasar la tarde en el chat del IRC. Aparte de algunos mensajes que ya os pondré, encontré a un chico con el que empecé a hablar.


Su nick era bastante revelador como de buscar sexo exprés, pero luego resultó que no. Menos mal, porque no tengo yo el chichi la espalda pa farolillos. Empezamos a hablar, que si esto, que si lo otro, que si soy así, que si yo soy asá, que si me gusta cómo hablas, que si a mí también, que si pim-pam-pum... 3 horas después (¡¡¡3 horas!!!), decidimos intercambiarnos fotos por si un día quedábamos o algo.

Yo me imaginaba ya algo así

Me envía él las suyas (él primero, por supuesto), y bueno, normal pero bien. Del montón bueno, pero del montón. Le envío yo las mías, y la conversación es más o menos ésta:

- Gay Hablador (GH): Eres mono.
- Driver Lisiado Con Lumbago (DLCL): ¿Eso significa que te sigo interesando?
- GH: No eres como me imaginaba.
- DLCL: ¿Eso es bueno o es malo?
- GH: Eres... diferente.

¡Zas! Diferente. Ha dicho diferente. Y se ha quedado tan ancho. Todos sabemos lo que significa esa palabra, eufemismo de mamarracho. Total, que he perdido más de media tarde para nada.

Luego me dijo que es que no era como él creía, pero que bueno, que a lo mejor un día podíamos quedar. Pero no sé yo, que uno tiene su corazoncito. Y claro que soy diferente, mona, es que soy único e irrepetible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dime arrrrrgooooo