27 jul. 2013

Guía para sobrevivir en Alemania (4)

Bueno, bueno, bueno, estoy que no me lo creo, cuatro entregas ya de los mariconsejos para sobrevivir en el país tetón teutón...

16. Cada día menos, pero a veces son aún algo peculiares con la ropa. Eso sí, gracias a la ola de calor por la que me estoy derritiendo ("vente a Centroeuropa que hace fresco", ¡los cojones!), no he visto ni a uno solo con chanclas y calcetines. ¡Aleluya!

17. La música también es algo peculiar. La más moderna ya normalmente no (con excepciones), pero si sales de fiesta escucharás algunas cosas que te harán pensar "¿¿¿pero qué es estooooooo???" (claro que ellos pensarán lo mismo al ver nuestro Paquito Chocolatero). Para que veáis lo que se cuece ahora, os dejo con un temazo que lo está petando aquí, y además es de un grupo al que el otro día vi en concierto en un festival de música con 60000 personas (sí, sesenta mil, no apto para gente que se agobia con las multitudes). Se llama "Applaus, Applaus" del grupo Sportfreunde Stiller. Y sí, el batería está para comérselo...



18. Y ya que te hablo de la música al salir de fiesta, lo que tienes que hacer también es fijarte en cómo bailan. ¡La mayoría son arrítmicos! Eso sí, no se cortan un pelo, y me parece bien. Muchísimo mejor lucir el cuerpo que estar plantado de pasmarote en la barra. No bailarán al ritmo, pero se lo pasan bien.

19. Como ya te dije, tienes que conseguir un transporte. Y si no, el transporte público suele ser eficiente. Pero ojo, que no es gratis. Vale que no hay tornos como en España porque son civilizados, no como nosotros que somos una panda de ladrones, pero en cada parada tienes una maquinita para comprar tu billete y después ticarlo si es necesario (dependiendo del billete, a veces no hace falta porque ya pone el día de validez), y de vez en cuando hay unos señores de incógnito que te piden el billete, y ay de ti como no lo lleves, que el multazo es gordo. Lo mismo se aplica para los trenes de media y larga distancia, que he hecho varios viajes y sólo en uno no he visto al revisor. Y lo de hacerse el españolito tonto no creo que cuele, así que harmeelfavó y compra el billete. Eso sí, es bastante más caro que en Espaniiiiia.

20. Y una cosa que se me olvidaba: cuando vayas a un restaurante o a un bar, al pedir la cuenta se paga la propina en el momento. No es como en Espein que dejas unas monedas en la mesa, aquí directamente le tienes que decir al camarero que te dé su teléfono si está bueno cuánto quieres que te cobre. Por ejemplo, si te dice "22,30 euros", tú le das 30, le dices 25, él dice gracias y te devuelve 5 lerus.

Y hasta aquí por hoy. A ver si te son igual de útiles que los anteriores. Venga, y el chulazo, que sé que lo estás deseando, ¡zorra!


10 comentarios:

  1. Na, a ver cuándo te haces un viaje por Londres para que pongas fotos de algún ollita como los llama D. Chuchi, muy instructivo todo. Aunque en España también hay sitios dónde esto del billete funciona asín, por ejemplo partes del metro de Alicante, bueno, y en Madrid como si no hubiesen tornos... la gente se los salta que da gusto. Por cierto, y pregunta-reflexión final ¿Por qué los baterías de los grupos suelen estar tremendos?

    Bicos Ricos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Qué es un "ollita"? Mi no entender :(

      Ya, en algunos sitios también piensan que somos civilizados. Hombre, y en Madrid se los saltan pero dependiendo de dónde y cuándo.

      Los baterías suelen estar tremendos, sí. Y por eso yo toco la batería en "mi grupo" (entre comillas porque somos tres amigos tocando una vez cada mil años) jajajajaja

      Eliminar
  2. Debo ser alemán: yo tampoco tengo ningún ritmo para bailar...

    ResponderEliminar
  3. El de la ultima foto, para comerselo.
    Y el de la primera foto, vestido de tiroles... tambien. ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí podría pasarme el día comiendo y no cansarme :D

      Eliminar
  4. Hombre la canción no estaba mal y como tu dices el batería tenía un revolconcete, bueno, y hasta el vocalista, que corcho, jeje...sí me pareció un poco friki lo de los animalitos de peluche gigantes, pero estaba bien ( también me he dado cuenta de lo poco que me entero todavía del alemán y me ha dao depre ).
    ...¿entonces no vale andar por ahí diciendo "es que soy Spanisch y no me entero?...jajaja.
    Como siempre, muy guays los consejos.
    Y el chulazo, puf-puf.
    Pasalo bien y aprovecha, que ya te debe ir quedando poco, ¿no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te deprimas, yo llevo ya unos cuantos años estudiando, llevo aquí un mes y aún no me entero de la mitad...

      Lo de hacerse el españolito tonto sirve si de verdad no has entendido algo pero no para ir de gratis en el transporte. Vamos, no creo.

      Ay, que no me queda nada... ¡no me quiero ir!

      Eliminar
  5. jajajaj! Después de contemplar y saborear al chulazo... jajaj! he de confesar que efectivamente lo del transporte es esencial: yo saqué el bono para la semana, pero no caí en el detalle de que el bono había que picarlo la primera vez que usaras el metro... y estuve paseandome dos o tres días por ahí montando en todos los sitios sin picar el bono.... menos mal que esos revisores demoníacos que nos cuentas no andaban por allí o estaban de vacaciones... ajajaj!... porque, pánico me ha dado con tu observación sobre el multón a los incautos... jajaaj!... Para hacer una idea: bono transporte de 5 dias en Berlín: 32 euros.
    Claro!!! ¡las propinas! En Berlín creo que ya están muy avanzados, porque te devuelven exactamente lo que te deben devolver... y luego, dejabas la propina... jajaj!
    Driver... mereces una buena propina, guapetón, por todos estos consejos! jajajaja!
    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues suerte tuviste, porque yo sí que vi varios revisores.

      ¿Cómo que dejabas la propina? ¡Que no, que se les paga junto con la cuenta!

      Eliminar

Dime arrrrrgooooo