30 ago. 2013

Negativo

"Negativo" es una palabra que solemos asociar con algo malo. A mí mismo hace unos años, cuando era un empollón un repelente niño Vicente estudiante, era una palabra que me daba pánico. Y ya lo decía aquel famoso entrenador, "nunca negatifo, siemprrre positifo". Porque lo negativo suele ser malo. Pero hoy no sólo no es malo, es que es lo mejor que me han podido decir.

Efectivamente, si eres un pelín espabilado, ya habrás deducido de qué hablo. He ido a hacerme mi primera prueba Chispas del VIH. Dado que ya tengo una edad y soy un poquito zorrón, pues ya iba siendo hora.

La que yo me hice consiste en pasarte un palito por la boca para recoger una muestra de mucosa, después ese palito se mete en un tubo que tiene un reactivo, y al cabo de unos 20 minutos en el palito aparecerá una marca (o varias), algo así como el test de embarazo que hemos visto tantas veces en las películas.


Primero tienes que firmar un consentimiento, aunque no tienes que dar tu nombre ya que la prueba es anónima. Después, mientras esperas a que el reactivo haga su trabajo, te preguntan algunos datos (edad, cuándo has tenido tu última práctica sexual de riesgo...), te cuentan un poco del VIH, sus formas de transmisión, qué hacer si el resultado es positivo... Durante esos eternos 20 minutos todo puede pasar por tu cabeza. Pero por fin pasan, entonces te enseñan el palito y miras la marca... y, en mi caso, todo ha ido bien. ¡Negativo!


De todas formas, tendré que repetírmela dentro de un tiempo, porque existe lo que se llama el "periodo ventana", que significa que no cuentan las pollas que te hayas comido durante los últimos tres meses, ya que el virus tarda un tiempo en desarrollarse y dar señales de su existencia.

Así que tú, maricón, si aún no te has hecho nunca ninguna, ya estás tardando. Ignorar un problema no hace que desaparezca, y si tienes la mala suerte de haber sido infectado, cuanto antes lo sepas y te trates más efectivo será el tratamiento. Se pasa mal en ese rato de espera, pero merece la pena.

Y, para celebrarlo, te dejo con el chulazo de rigor, que entre las fotos de Galicia, la playa de Las Catedrales y el libro del Mocho llevaba ya mucho sin darte tu ración de carne. ¡A disfrutarlo!

14 comentarios:

  1. Que bonito palabro y que positifo... Me alegro por ti. Besotes.

    ResponderEliminar
  2. que buena noticia! No todo lo negativo es malo!!
    Es un susto tremendo lo se!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No todo, afortunadamente. Pero uff, ese rato se pasa mal.

      Eliminar
  3. Está bien el mensaje, y mucho bien también el chorbete del día.

    Y yo pensando que ibas a contar lo mal que te sentías por lo mucho que echabas de menos a tus deutsch y resulta que era una invitación al control y la profilaxis sexual...
    Yo me parece que ( no sé si tristemente ) no ando en grupo de riesgo pero está bien contar estas cosas y que la peña se conciencie.

    Un saludo, majeton.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El chorbo me tiene enamorado, creo que es de lo mejor que he puesto por aquí (y eso que el nivel no es bajo precisamente jajaja).

      Sí que echo de menos a mis alemanucos, pero bueno, es lo que hay.

      Cualquiera que estemos sexualmente activos somos grupo de riesgo, así que nunca está de más.

      Eliminar
  4. Bueno... jajajaj!... Felicitarte en primer lugar... claro que sí! Eres un tio valiente! Y según veo, muy cojonudo! jejejj!
    En todo caso, mira que eres putoncete... jajaj! Yo pensaba que en tres meses no habías tenido ningún banquete... y ahora me encuentro con que has arrasado por Alemania! jajajaj!
    Bueno... los alemanes me parecieron gente muy de fiar... ¿no? jejej!
    Besotes, guapo!... siempre es bueno animar al personal y quitarle hierro al asunto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Valiente o no, hay cosas que hay que hacer. ¿Por qué cojonudo? (que lo soy, por supuesto jajajajaja).

      Hombre, arrasar, arrasar, tampoco, pero algo he hecho (lo que me han dejado y un poquito más jajajajaja). Por eso habrá que repetir, que no te puedes fiar de las apariencias.

      Hay que animar a todo el mundo, que no se puede estar sin saberlo.

      Eliminar
    2. jajajajaj! me has recordado a la "María la de los huevos" de mi pueblo. La señora vendía huevos de su producción propia en casa. Y recuerdo ir de pequeño con mi madre a comprar huevos y ver la máquina seleccionadora de los huevos por tamaños: jajajaj!... Se metían los huevos en una maquinita y ella sóla te los seleccionaba según el calibre! jajaj! más chicos, más gordos, de dos yemas, gordísimos o supergordos...y luego había un apartado que ponía "cojonudos" jajajajaj! Entiendo que tú eres del último apartado... claro que ahora que lo pienso, para convencerme de eso, tendría que ir a palparte los huevos con las manos... jajajajajajaj! porque no es cuestión de meterte en la máquina de la Señora Maria... jajajajaj!

      ¿Será por la dichosa máquina por lo que tengo yo tanta aficción a los huevos? jajajajajaj!

      Besotes, ¡anda! que mira que me has hecho reir esta mañana! jajajaj!

      Eliminar
    3. Me encanta la historia de la máquina de los huevos. ¿Cojonudos? Seguro que esos se los quedaban en la casa y no los vendían.

      Y hombre, no hace falta que me los metas en una máquina jajajajaja

      Eliminar
    4. jajajaaj! entonces optamos por la opción de palpar directamente a ver si los tienes de dos yemas... jajajaj!

      Bueno... los "cojonudos" salían de muy de vez en cuando. Pocos... pero para los que éramos vecinos, la Señora María siempre tenía el detalle de echarnos alguno en la huevera como compensación a ser buenos clientes... jajajajaj!... Y, Driver! he de reconocer que los "cojonudos" estaban realmente ricos... jajajajaj!!!!

      ¡Pues no habré comido yo huevos cojonudos! jajaj!.. Asi es que, ya ves que en tema de palparlos y comerlos, ya tengo experiencia... jajajaj

      Besotes!

      Eliminar
    5. jajajajaja, de dos yemas no, un poco cuadrados a veces ;)

      Eliminar
  5. Ya sé, quizá lo he leído y no he escrito. Pues sobre esto, decirte que has tardado, y que a partir de ahora ya sabes, revisión cada 6 meses a poder ser, o al menos una vez al año, que no hace daño.

    Bicos ricos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sé que he tardado, pero entre unas cosas y otras... pero no lo podía dejar pasar ya más.

      Eliminar

Dime arrrrrgooooo