11 abr. 2015

OrgíaMe

El pasado 28 de marzo acudimos FMB y yo con mi amigo ChoniBoy y su amigo Pelu al teatro, a ver la obra "OrgiaMe, la depravación del Yo".


Fuimos porque el actor que la representa, Santi Senso, es amigo de Pelu. Y además, ese día se celebraba una representación únicamente para hombres (en principio del club de rugby gay de Madrid, pero luego había de todo).


La representación tuvo lugar en la sala Samotracia, en el Espacio Cultural La Victoria de Madrid. Es un sitio que arriba es un bar, y abajo tiene un sótano en el que parece ser que hacen teatro. El espacio es reducido, estás metido en una bodega abovedada de ladrillo bastante agobiante y con una única puerta (y caen cosas del techo). Además, había menos sillas que público asistente (lo cual fue un "mal" hasta que trajeron algunas más, y a otros los sentaron donde pudieron), y como no está preparado para ello, y yo estaba en última fila ya que ni numerada ni nada, pues a veces no se veía bien.


Y encima de estar en última fila, estaba solito. ¿Y eso? Pues porque la entrada era una carta con un número, y para bajar a sentarte tenías que juntarte con los de tu mismo número; vamos, un asco. Aunque luego supuse, viendo de qué iba la obra, que la intención era que estuvieras separado de tus amigos para sentirte más vulnerable. Pero a la "sala" le doy un suspenso.


Y de la obra en sí, en principio no tenía ni idea de qué iba a ir, pero viendo el texto explicativo y las fotos que había visto por intenné me esperaba algo bastante más duro... y me ha pasado como a los que han ido a ver la peli del Grey y se esperaban algo sado: nos hemos quedado con las ganas. La obra tiene dos partes que no están relacionadas entre sí, una primera con el actor solo y otra segunda en la que interactúa con el público (así como en plan Isabel Gemio cuando iba con el micro por las escaleras en "Sorpresa, Sorpresa"). No te voy a contar más por si vas a verla, pero mi recomendación es que no pierdas tu tiempo en hacerlo, que a mí no me gustó nada, no le vi sentido alguno (será que no soy lo bastante listo, o que es una obra de estas modernas que hay que ser un "entendido" para pillarla). Incluso algunos espectadores se levantaron y se marcharon a la mitad, pero en cambio había otros que no era la primera vez que iban, ¡tiene que haber gustos para todo! Pero lo que es yo, no vuelvo.


Y al final de la obra, el actor (muy agradable, eso sí) forma una especie de coloquio para comentar la obra y contestar a algunas preguntas, lo cual se agradece porque se muestra cercano. Y no es mal actor, pero si lo vuelvo a ver será en otra obra.

14 comentarios:

  1. Uff con lo tranquilito que soy yo para el teatro y eso, odio cuando interactúan lo paso muy mal :/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí tampoco me motiva mucho (y de hecho me libré).

      Eliminar
  2. Híjole, luego esas "obras modernas" como las llamas, no tienen ni pies ni cabeza. Hace anyos fui a una que me invitó una amiga... involucraba dos actores gritandose uno al otro (o al público?) de espaldas entre ellos. Creo que todos los asistentes salimos sin entender.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y representaba una discusión de pareja o algo así?

      Con las obras modernas me pasa como con los cuadros modernos, que tampoco les veo sentido ninguno.

      Eliminar
    2. Efectivamente, eran una pareja....
      Sólo recuerdo que mi amigo y yo quedamos impresionados por el pecho velludo del actor. Ella, negativamente. Yo, positivamente. Es lo único memorable de la obra.

      Eliminar
    3. Si al menos el actor estaba bueno, pues tenías la vista entretenida.

      Eliminar
  3. Yo con estas cosas tan profundas casi siempre me aburro o lo que es peor, me duermo ( si me dejan )...además me pasa lo que al primer comentarista, que como empiecen a interactuar sufro horrores, , todo el rato mirando al suelo y esperando que no me "saquen".
    Así que nada, la descartamos. Ya orgiaré por mi cuenta yo solo en otros sitios, jaja...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Mirar al suelo es un error! Es como en el colegio, que al que miraba al suelo era al que sacaban a la pizarra.

      Eliminar
  4. Bueno, por lo menos esta obra no me va a dar pena perdérmela.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He visto cosas mucho mejores, pero oye, hay gustos para todo.

      Eliminar
  5. Huy ¿fueron las Tatianas????? jaaaajajaja. Ya te contaré ya

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Tatianas? ¿Mande?

      (jomío, cuánto mundo tienes)

      Eliminar
    2. Como hablabas de cierto equipo de postureo rugby...

      Eliminar
    3. Ya me contarás de dónde les viene el mote, y tus historias con el equipo, que seguro que tienes ;-)

      Eliminar

Dime arrrrrgooooo