4 ago. 2015

34

Hoy, 4 de agosto, puedo decir que he superado oficialmente a nuestro señor Jesucristo la barrera: cumplo 34 años.


Porque aparte de ser el código telefónico de mi querida España esta España mía, esta España nuestraaa y el noveno término de la sucesión de Fibonacci, es el número de años que cumplo hoy. ¿Y cómo lo voy a celebrar? Pues... volviendo de un viaje. Sí, porque si he estado desaparecido es porque he estado... (si eres avispado, aquí seguro que ya te diste cuenta) ¡haciendo un curso de alemán en Alemania! Sí, necesitaba apaciguar mis ganas de correr a 200 por la Autobahn mi dosis de frikigermanismo...


Ya te contaré del viaje, porque lo alargué unos días antes y después para poder visitar alguna cosilla más. Pero ya no podía alargarlo mucho (el curso acabó el 31), así que mientras estés leyendo esto, yo estaré hasta los cojones totalmente aburrido durante 6 horas en un aeropuerto esperando mi vuelo. ¡Vaya forma de celebrarlo! Menos mal que tendré un regalo de bienvenida esperándome...


Y menos mal que tendré recibimiento en el aeropuerto que me ayudará a no pensar en mi mala noticia... ¿Que cuál es? Mejor pongo una canción que habla por sí sola.


8 comentarios:

  1. Uffff... mi respuesta este post tan auto-contradictorio.
    Por un lado, felicidades por el cumple...
    Por otro lado, un abrazo por la mala noticia...

    ResponderEliminar
  2. Como ya te felicité el cumple en otra entrada, sólo queda decir que lo siento mucho pero que la vida sigue.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias nuevamente. Sí, hay que mirar hacia adelante.

      Eliminar
  3. Ainsssss, que lo de la mala noticia no me gusta nada...

    Pero para no precipitarme, por parte: ¡feliz cumple y feliz año!
    (¡Qué jóveno!)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Aunque cada día menos jóveno, aún pertenezco a ese selecto grupo de mozos que aparentan menos años de los que tienen (cuando empiece a aparentar más será un palo, pero bueno).

      Eliminar
  4. Pero no te preocupes, todavía te quedan unos 25 años antes de que te cuelguen las pelotas hasta las rodillas

    ResponderEliminar

Dime arrrrrgooooo